• Thu. May 30th, 2024

blog

…estamos cerca, para llevarte muy lejos!!

Germinación de semillas de marihuana ¡no tengas pánico germina!

BySergi Kaya

Nov 5, 2010

Si entendemos lo que es la germinación, nos será mucho más fácil la dulce pasión de cultivar entre infinidad de variedades, pudiendo elegir siempre la planta que más se ajuste a nosotros!

La germinación es el proceso mediante el cual una semilla colocada en un medio ambiente se convierte en una nueva planta.

En la naturaleza el mecanismo que tienen las plantas para perpetuar su especie  es mediante la creación de semillas fruto de la polinización entre machos y hembras, dando como resultado la abundante creación de semillas y los fenómenos climatológicos vientos y lluvias harán el resto del trabajo,  volviendo a empezar el ciclo de germinación y crecimiento manteniendo así el equilibrio del ecosistema.

Nosotros tenemos “capturadas” las semillas y detenidas en el tiempo, porque las separamos del medio cuando se crearon, y la semilla se mantiene en latencia hasta recibir las condiciones adecuadas para poderse desarrollar y crear una  nueva planta. El mecanismo de activación es sumamente sencillo y complejo a la vez, por un lado la semilla se activa cuando la sometemos a una alta humedad, pero para activarse y eclosionar  la humedad debe atravesar la Cubierta de la semilla llegando a los cotiledones y dando lugar al impulso de las primeras hojas de follaje promovido por el meristemo apical de raíz.

Siguiendo este principio sabemos que debemos hidratar la semilla para que empiece toda la reacción, si fuesen semillas de baratas,  las meteríamos en la tierra humedeceríamos el medio, y a esperar, pero en el caso del Cannabis y el precio que tienen estas semillas vale la pena monitorizar el proceso de hidratación y eclosión. Una buena manera es poniendo las semillas en un pequeños vasos estilo “cupito” con agua destilada o agua de osmosis, las semillas sanas que no han sido previamente hidratas y por lo tanto conservan su latencia veras que  flotan, guarda los vasito con las semillas en un sitio oscuro y no frío por ejemplo encima de una amplificador  de música o un DVD,  eso ayudará a facilitar el proceso de hidratación de la semilla para dar como resultado la eclosión y posterior germinación, las semillas pueden tardar en 12 y 72 horas en eclosionar, si pasado ese tiempo alguna no eclosiona pero se hunde, trata de plantarla también quizás vaya más lenta por algún motivo (más vieja, remesa distinta…), si a los 10 o 15 días no hay vida,  habremos perdido una planta.

Puedes utilizar una caja de lata para encerrar los vasitos.

Eclosión perfecta de unas semillas sanas.

Llegados este punto esta la mitad del camino hecho, ahora solo faltará poner estas pequeñas en un medio adecuado para que puedan consumar la germinación, yo desde aquí os lo voy a mostrar utilizando jiffys como medio de germinación donde esperaremos a que asomen el primer par de hojas reales.

Las pastillas de Jiffy, no es más que turbia rubia deshidratada, que nosotros hidrataremos y donde introduciremos la semilla con la radícala hacia abajo. Os mostramos los preparativos para una correcta y sencilla germinación. Preparamos un recipiente con agua tibia, si utilizamos agua corriente bajamos el PH, si es agua destilada no hará falta pudiéndolo dejar en PH7, para la hidratación de los Jiffys os aconsejamos disolver con el agua del recipiente la mitad de la dosis mínima de algún buen estimulador radicular, Root Explosion, Rizhotonic etc…

Preparativos de todos los elementos necesarios para preparar una buena germinación, agua tibia con estimulador, hidratación de Jiffys, una cucharita y unos palillos nos ayudarán a coger la semilla del vaso eclosionada y el palillo para hacer  el agujero donde pondremos nuestra semilla eclosionada.

Una vez hidratados lo Jiffys, escurridlos hasta dejarlos húmedos, es contraproducente que estén saturados de agua, así que escurrirlos apretando con la mano.

Ayudados de la cucharita vamos rescatando semillas e introduciéndolas por el orificio que hemos hecho en el Jiffy, a unos 5mm de profundidad y con la RADICULA hacia ABAJO!!! y prensamos suavemente el Jiffy y tapamos suavemente  el agujerito por donde hemos metido la semilla.

MinInnvernadero para germinar y esquejar.

La ayuda de un pequeño invernadero de PVC como este, no ayudará a mantener la humedad alta y los Jiffys hidratados, dejado las trampillas abiertas para permitir la renovación de aire, pon dos dedos de arlita por uno de agua en  el fondo del minivernadero. Estas condiciones serán óptimas para la germinación.

Utiliza una lámpara de bajo consumo, tipo Agrolite CFL, con una 105W bastará ideal una de 150W, si no disponemos de estas lámparas, pocemos meterlo debajo del sodio pero a 1m de distancia,  solo buscamos que sientan la luz para estimularles que la busquen y por lo tanto nazca la plántula

A las pocos días,  nacerá el primer ápice de vida de lo que será nuestra futura planta, las veréis que la primera capa que recubría la semilla cae, y se abren los cotiledones que son los que envolvían el primer par de hojas reales, es decir no consideréis hojas los cotiledones, que son las primeras hojitas redondas que salen.

Mantendremos las condiciones de 18H/6H, y a los 4 o 5 días podremos destapar el invernadero, y cuando veamos salir las primeras raíces por los laterales del Jiffy, ya podremos plantarlas y  empezar el cultivo intensivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *