• Sat. Sep 30th, 2023

blog

…estamos cerca, para llevarte muy lejos!!

Manual rápido de AUTOcultivo

ByKayaBCN

Oct 28, 2010

Capítulo 1:

Elección de semillas:

En el mundo cannábico tenemos la suerte de tener una  infinidad de bancos, modelos, genéticas, sabores etc…. Pero todo se puede resumir en dos grandes grupos, muy conocidos por todo el mundo interesado por el arte cannábico, Sativas e Indicas y los híbridos de ambas:

Indicas: estructura baja y ramificada, tienden a ser mas narcóticas y de mas fácil cultivo.

Sativas: estructura alta con gran flor central, tienden a ser más psicoactivas  y más complicadas para el cultivo en general y muy complicadas para indoor.

Rudelaris: Las Ruderalis son plantas originales de Hungría y la Unión Soviética. La floración en las Ruderalis no está sujeta al período de luz como la mayoría de las variedades, sino al tiempo.

Hibridos: Lo mejor de cada casa, muy utilizadas hoy en día, generalmente se hibridan genotipos puros con el fin de crear uno nuevo con las virtudes de sus antecesores. El hibrido será en diferentes %, desde 90% Sativa y 10% Indica, hasta viceversa, pasando por los 50% / 50%.

Capítulo 2

Elección de cultivo.

Exterior o Outdoor (en contenedores o macetas)

Las directrices para el cultivo exterior son muy sencillas,  un contenedor mínimo 25L, un buen sustrato, una buena genética de  semillas, un buen sol y agua con los nutrientes necesarios. La madre naturaleza hará todo lo demás, muy importante el control de plagas, tanto preventivo, o en su defecto la temprana  detección y actuación.

Si estamos en fase vegetativa o crecimiento podremos utilizar fungicidas químicos de rápida actuación, pero si tenemos la mala suerte de estar en floración utilizar SIEMPRE fungicidas orgánicos, de más lenta actuación pero inocuos para las flores.

En el cultivo exterior se tiende a no cuidar el PH del agua de riego, desde Kaya aconsejamos ajustar el PH para conseguir el máximo rendimiento de la planta, el cannabis se sabe, que el pleno rendimiento se consigue en PH 6.00 y 6.5, cosa no posible con el agua directamente de la naturaleza, agua de lluvia, que tiene PH 7 o neutro.

Interior o Indoor (tierra-coco-hidro-aero)

El cultivo indoor es el método de autocultivo más preciado para tener cannabis todo el año, con un indoor podemos sacar has cuatro cosechas anuales.

Las particularidades del indoor se basan que hay que crear un microclima en casa, cosa posible, pero mediante una infraestructura técnica y una dedicación por parte del cannabicultor.  Para generar nuestro microclima deberemos controlar:

LUZ-AIRE-HUMEDAD- TEMPERATURA

Elección del espacio:

Las opciones se resumen en dos, armario o habitación:

En el ciclo nocturno no deberemos dejar ni un insignificante led indicador de cualquier aparato que podamos tener dentro del cultivo aunque este en stanby (regletas de enchufes, transformadores etc….), NADA deberá generar luminosidad en el ciclo nocturno.”

Armarios: una amplia gama de armarios en el mercado, nos dan posibilidad de cultivar de una manera discreta y sencilla, pues vienen con todos los orificios, barras, rejillas ventilación, pasacables etc… aparte de estar hechos con tela reflectante por dentro y opaca por fuera, permitiendo un ciclo nocturno puro.

El armario es muy buena opcion también,  para en una sala de cultivo poder tener otro cultivo en otra fase lumínica  sin estorbarse, ya que el que esta en el armario es independiente del de la sala. (Ejemplo: armario en vegetativo, armario de madres y esquejes etc…)

Habitación o sala de cultivo: Si nos decidimos por el cultivo  en salas,  lo más importante es aislar la sala, lo máximo posible, del exterior, y por supuesto que no entre ni el más mínimo resplandor de luz natural, el ciclo nocturno en floración debe ser ABSOLUTO. Si en una misma sala queremos tener crecimiento y floración deberemos aislar uno de los dos cultivos, en este caso lo normal es aislar crecimento y  utilizar el resto de la sala para floración, ya que por norma general las Marias en floración ocuparan  el doble que en crecimiento.

15 días después de germina15 días despues de germinar

Elección de luminaria (LUZ)

Las luminarias de cultivo:

Alto rendimiento

HPS (High Pressure Sodium) Sodio de alta presión:

Actualmente el que mejor rendimiento tiene, la misma bombilla sirve tanto para crecimiento como para floración, se pueden encontrar de 250w, 400w, 600w e incluso 1000w, el rendimiento es muy bueno y asegura el correcto desarrollo de la planta pero el calor generado debemos evacuarlo con una buena aireación extracción), y remarcar que tras 3 cultivos completos se aconseja reemplazarla, puesto que para nosotros parecerá que sigue funcionando correctamente pero las plantas ya no recibirán el  espectro adecuado y el aspecto que adquieren podrían confundirnos con carencias  nutricionales.

Las distancia entre el foco y las puntas de las plantas debe ser:

250w = 25-30cm

400w= 40cm

600w= 60cm

Halogenuros:

El espectro de luz SOLO es valido para CRECIMIENTO, las potencias son la misma escala que el sodio, pero al utilizarse solo para vegetativo se tiende a utilizar bajas potencias como 250w, suficiente para crecimiento y minimizando el impacto del calor en el cultivo.

Bajo rendimiento

Fluorescentes: muy utilizados en los años 80, en los primeros indoor, por sus bajos lúmenes rápidamente fueron sustituidos con la aparición del HPS (sodio), actualmente se utilizan para enrizamiento de esquejes o mantenimiento de madres. Pero también están quedando en desuso por la aparición de los CFL de bajo consumo, más manejables que los fluorescentes  ya que estos precisan de balastro para funcionar.

CFL bajo consumo: el sustitutivo ideal para los fluorescentes estos están tanto con espectro de luz de vegetativo, como para floración, su uso se aconseja para enrizamiento, mantenimiento de madres o como soporte extra en floración.

Leds: El cultivo en LED es el futuro, pero actualmente no es presente, su alto coste y su cuestionado rendimiento no lo hacen la opción más rentable, si es verdad que minimizan el gasto eléctrico y el impacto de calor. Como soporte al sodio son ideales, pero para plena floración y conseguir flores exuberantes deberemos tener HPS (sodio).


Aireación y renovación de aire

Otro de los factores con la misma importancia, que la luz o el agua, para el correcto desarrollo de la planta, a veces no se le presta toda la atención que requiere.

Extracción: la extracción de aire en un indoor es sumamente importante, una correcta extracción  nos asegura una evacuación correcta del calor generado  por la luminaria y la renovación del aire,  pobre en CO2 en el periodo diurno o pobre de oxígeno en el nocturno.  Con la luminaria apagada, ciclo nocturno, no es necesario que la extracción este activa continuamente, recomendamos cada 3h 15min,  o incluso en los climas más fríos se podría prescindir. Los mas recomendables son RVK o PrimaKlima.

Intracción: completa el ciclo de renovación de aire del cultivo,  con la entrada de aire nuevo del exterior rico en CO2 y oxígeno.

Con una potente extracción no es necesaria la intracción, pero el extractor trabajando al máximo rendimiento,  para no utilizar intracción no siempre es lo más recomendable. Los más recomendables serian los lineales o si el circuito es largo un RVK o PrimaKlima de potencias inferiores a la extracción.

Calculo de renovación de aire

m3 de cultivo X 60min(1hr)=  m3/h(cantidad de veces que se renueva el aire)

Humedad y Temperatura

Dos factores que van de la mano, a mas humedad menor temperatura y viceversa. El cannabis crece en climas muy húmedos, y para indoor bastara con mantener un 60% en crecimiento, pudiendo reducir este % a medida que avanza la floración, acabando en un 40%, muchos cultivadores trabajan con un 50%  durante ambos ciclos.

Para conseguir esta humedad aconsejamos la utilización de nebulizadores de una, tres o cinco membranas según necesidades,  mucho mejor que un humidificador domestico, ya que el nebulizador  lo pones en un depósito según nos convenga y podemos hacerle el mantenimiento mucho mas sencillo y económico.  Aconsejamos utilizar  agua de OSMOSIS, de no ser así hacerle mantenimiento (limpiar de cal) cada dos semanas para asegurar una larga vida.

Una vez controlados todos estos elementos,  habremos creado un microclima ideal para un sencillo y satisfactorio cultivo.

CAPITULO 3 MEDIOS DE CULTIVO

CULTIVO  EN TIERRA

Cultivar en tierra o substrato,  válido para interior y exterior, el medio  más tradicional por sencillez, comodidad, costo, tolerancias del medio…

En el mercado encontramos infinidad de substratos compuestos por diferentes elementos y de diferentes precios.

Muchos son válidos para el cannabis, pues al fin y alcabo es una planta….pero nuevamente sabemos lo que mejor le va y eso evidentemente se traduce en producción.

Los sustratos de BioBizz o Canna son sustratos excelentes para el cultivo del cannabis, pero cada uno con su particularidad. Por ejemplo el sustrato de Canna és un sustrato  alcalino, así que tenderá a subir el PH del suelo si regamos con nutrientes que no sean de Canna, puesto que sus productos corrigen el PH para asegurar la correcta asimilación de nutrientes, en conclusión al preparar la solución nutritiva regularemos el PH del agua después de agregar los nutrientes, si el PH no queda ajustado tras agregar el nutriente de Canna reajustaremos con PH down. Canna recomienda e PH del H2O entre 5.5 y 6.5.

En sustratos menos alcalinos como Biobizz o JBQ se puede partir de un ph 6.0 y lo iremos incrementando a medida que avanza el cultivo, intentando optimizar la absorción de nutrientes según en estapa o estadio en que nos encontremos.

La All Mix de Biobiz tiene una EC (electroconductividad), de 2.4 siendo un sustrato óptimo cuando cultivamos desde semillas, puesto que la semillas debe desarrollar un sistema radicular más complejo y  conviene partir de un sustrato dónde los nutrientes hayan sido disueltos, puesto que són de absorción lenta y nos conviene hasta tener un sistema radicular fuerte y la planta sea capaz de admitir la administración de nutrientes líquidos.

Sustratos normales y lights  se diferencian por uno tener la EC más elevada que otra, la EC igual que el PH és una valor muy importante para entender la cantidad de nutrientes que disolvemos en el agua, y poder analizar y actuar en consecuencia en función del la calidad del agua de la que partimos en nuestro cultivo, la EC és la cantidad de sales disueltas en el agua, es decir nos interesa tener una EC adecuada a base de añadir nutrientes buenos para el cannabis, lo que no nos interesa es partir de una agua con EC alta del grifo, pues quiere decir que tiene muchas sales no válidas para el sistema radicular del cannabis y nos permite una aplicación muy limitada de nutrientes válidos para mantenernos dentro de la EC correcta, por promedio podemos decir que una EC de 1.2 – 1.4 sería adecuada para todo el cultivo, pudiendo ser inferior al principio con un sistema radicular simple, y mayor cuando estamos en un estadio avanzado de floración o en el pico de floración cuando la planta se encuentra en disposición de absorber el máximo de nutrientes que le proporcionemos siempre que mantengamos los valores adecuados.

Cultivo en COCO.

Similar al cultivo en tierra pero con un pequeña gran variante el coco es un sustrato inerte pero orgánico, con eso queremos decir que desde el primer día deberemos aplicar los nutrientes necesarios para la vida de la planta. No tiene la capacidad amortiguadora de excesos y carencias, de la tierra por eso hay que prestarle especial atención a la aplicación de nutrientes,  una amplia gama de nutrientes en el mercado nos facilitan la tarea de cual son los mejores nutrientes para coco. Canna nos ofrece si COCO A y COCO B, dos elementos que deben juntarse en el momento  del riego, Hesi nos ofrece una solución en un solo embase Hesis Coco. Luego en las líneas Ecológicas los abonos KayaSolutions  funcionan también sobre coco.

Hidro Aero más facil de lo que pensamos:

Cuando hablamos de hidro a todo el mundo se le viene a la cabeza dificultad, pero no és así, primero y para entenderlo mejor os vamos aexplicar los inicios del hidro/aero o en resumen, el cultivo sin sustrato.

Las raíces reciben una solución nutritiva equilibrada disuelta en agua con todos los elementos químicos esenciales para el desarrollo de la planta. Y pueden crecer en una solución mineral únicamente o bien en un medio inerte como arena lavada, grava o perlita.

Los investigadores en fisiología vegetal descubrieron en el siglo XIX que las plantas absorben los minerales esenciales por medio de iones inorgánicos disueltos en el agua. En condiciones naturales, el suelo actúa como reserva de nutrientes minerales pero el suelo en sí no es esencial para que la planta crezca. Cuando los nutrientes minerales de la tierra se disuelven en agua, las raíces de la planta son capaces de absorberlos. Cuando los nutrientes minerales son introducidos dentro del suministro de agua de la planta, ya no se requiere el suelo para que la planta prospere. Casi cualquier planta terrestre puede crecer con hidroponía, pero algunas pueden hacerlo mejor que otras. La hidroponía es también una técnica estándar en la investigación biológica, en la educación y un popular pasatiempo.

Hoy en día esta actividad está alcanzando un gran auge en los países donde las condiciones para la agricultura resultan adversas, combinando la hidroponía con un buen manejo del invernadero se llegan a obtener rendimientos muy superiores a los que se obtienen en cultivos a cielo abierto.

Es una forma sencilla, limpia y de bajo costo, para producir vegetales de rápido crecimiento y generalmente ricos en elementos nutritivos. Con esta técnica de agricultura a pequeña escala se utilizan los recursos que las personas tienen a mano, como materiales de desecho, espacios sin utilizar, tiempo libre.

En 2010 se puede decir que la hidroponía o cultivo sin suelo ha conseguido estándares comerciales y que algunos alimentos, plantas ornamentales y jóvenes plantas de tabaco se cultivan de esta manera por diversas razones que

tienen que ver con la falta de suelos adecuados; por suelos contaminados por microorganismos que producen enfermedades a las plantas o por usar aguas subterráneas que degradaron la calidad de esos suelos. El cultivo hidropónico requiere conocimientos avanzados para quien se proponga realizar un cultivo comercial. Al no usar suelo ya no se cuenta con el efecto amortiguador o buffer que brinda un suelo agrícola. Tiene también diversos problemas con la oxigenación de las raíces y no es algo que pueda llamarse limpio cuando se realiza a escala comercial. Para gente con tiempo libre que quiere divertirse, para investigación, para demostraciones a alumnos sobre la esencialidad de ciertos elementos químicos, aún para quien quiera cultivar en un contenedor, una pequeña tina, para cultivar en naves espaciales o para cultivos en gran escala, presentará diversos niveles de complejidad sobre todo si se quiere que sea una actividad económica y tenga bajo impacto ambiental.

La clasificación de los cultivos hidropónicos ha evolucionado más recientemente hacia formas abiertas o cerradas dependiendo de si vuelcan el efluente o reutilizan la solución nutritiva como forma de protección ambiental y una mayor economía en su utilización.

Tenemos diferentes sistemas ya montados tanto para Hidro como Aero, Dutch Pod de Genral Hydroponics el Panda System, un sistema más práctico para la hidroponía en pisos, pues se apoya todo el sistema en un depósito, en Posts futuros trataremos la hidropnía afondo.

Próximos POSTS

Elección de genéticas para el primer cultivo

Germinación y enraizamiento

Análisis del sistema radicular, “el tamaño si importa”

Asimilación de nutrientes.

Montaje eléctrico del sistema INDOOR

y todos los que propongáis…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *