• Mon. Apr 22nd, 2024

blog

…estamos cerca, para llevarte muy lejos!!

California, ¿’Yes, we can’ legalizar la marihuana?

ByKayaBCN

Nov 1, 2010

“Podría vender mi producto como uno de lujo ya que he cuidado todos y cada uno de los brotes con mucho cariño”. Éste es el sueño que Syreeta Lux ha confesado al periódico The Guardian.

Está hablando de la marihuana. Una droga que el próximo 2 de noviembre, día en el que se celebran las elecciones legislativas, California podría convertir en legal de la mano de la llamada Proposición 19.

“No sólo sería un mercado para el mero consumo. También podría servir a la medicina. Mi sueño es tener mi propia cosecha. ¿No sería divertido una granja de marihuana?”. Así lo ve Lux. Pero es sólo una de las caras de la moneda.
¿Qué pasaría si fuera legal y qué hay detrás de la ley?

La otra cara tiene a México, a la administración Obama y a prácticamente toda América Latina en contra.

El motivo es muy claro: el narcotráfico. El último mensaje de alerta, ayuda y comprensión lo lanzaban el pasado 27 de octubre los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Colombia, Juan Manuel Santos, cuyos países han padecido y padecen las peores oleadas de violencia vinculada a las drogas.

Si la Proposición 19 sale adelante, las autoridades locales podrán normalizar la producción, distribución y regularización de esta sustancia. Los jóvenes mayores de 21 años podrán poseer una onza (de 28 gramos) para consumo personal y se podrá cultivar en los hogares.

Su impulsor es Richard Lee quien, de la mano del asesor político Chris Lehane, ha lanzado una mediática campaña llamada “Yes on 19” que el pasado marzo logró recopilar más de 600.000 firmas a favor de su propuesta, casi 200.000 más de las necesarias, para lograr que fuera sometida al próximo referéndum.

A ello hay que sumarle respaldos del calibre del multimillonario George Soros, quien ha donado un millón de dólares a la causa.

Con un contexto así, ¿qué está en juego?

El factor económico es determinante ya que la legalización permitiría cobrar unos impuestos específicos que vendrían más que bien a un estado que antes del 2010 contaba con el déficit más elevado de todo Estados Unidos. Por ello el estado estima que, si se impone un impuesto de unos 50 dólares por onza, vender esta droga permitiría unos ingresos que rozarían los 1.400 millones de dólares al año.
Más allá del dinero…

Pero estas enormes ganancias pueden tener un coste muy elevado. Y eso es lo que denuncian los países que se han unido frente a la propuesta californiana.

México, Colombia, Costa Rica, Guatemala y Honduras han suscrito un documento en el que aseguran: “Las iniciativas locales que proponen el uso y consumo de marihuana son un motivo de preocupación y no resuelven el problema que representa el crimen organizado trasnacional”.

Pero, sobre todo, lo que reclaman es “congruencia” ya que defienden que no se puede “promover la criminalización de estas actividades y al mismo tiempo la legalización abierta o velada de la producción y consumo de drogas”.

Y, todo ello, vinculado a dos preguntas básicas en todo esto asunto: ¿De dónde va a salir la marihuana? ¿Su legalización no generará una fuerte demanda que termine por favorecer la exportación de la droga hacia California?

Hay que tener en cuenta que la lucha contra el narcotráfico es el principal objetivo de países como México, que ha visto como en estos últimos meses se ha incrementado la violencia generando la uno de los peores periodos. Por ello, sólo en seguridad, gasta al año más de 10.000 millones de dólares.

Pero al ya tradicional crimen organizado habría que sumarle la posibilidad de que aparecieran otros. Así lo denunciaba el presidente mexicano a Radio Caracol: “La aprobación de la Proposición 19 va a tener un impacto en el mercado mexicano y es muy difícil para un gobierno meter en la cárcel a un campesino que está sembrando marihuana para venderla a los californianos”.
¿Respaldo mayoritario?

Aún así, las autoridades mexicanas ya tienen claro cómo van a actuar. Así lo asegura el jefe de la Aduana de Tijuana: “nosotros estamos preparados. Esté legalizada o no la marihuana en Estados Unidos y contamos con el suficiente equipo como para detectar el cruce de droga”.

Además, hay que sumarle que, a nivel federal, el presidente de EE.UU., Barack Obama, también se opone a la propuesta y por ello aseguró que, pese a lo que ocurra el 2 de noviembre, se tomarían las medidas penales contra aquellos que incumplan las leyes que no permiten la sustancia.

Pero, frente a toda oposición, el consumo de marihuana en California está ya autorizado bajo prescripción médica y existen miles de comercios legales en los que se puede comprar esta droga a lo ancho de todo el territorio.

Aún así, el futuro para esta droga aún es incierto. Según la última encuesta publicada por Los Angeles Times el 51% de los californianos rechaza la propuesta. Una oposición a la que se acaba de sumar el hasta ahora gobernador de California, Arnold Schwarzenegger cuyo sucesor, por cierto, se elegirá también el 2 de noviembre.


                                                     
                     

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *