• Sat. Mar 2nd, 2024

blog

…estamos cerca, para llevarte muy lejos!!

Nocheviejas del Mundo

ByKayaBCN

Dec 31, 2010

Muchas familias tienen la suerte de poder viajar en Nochevieja para vivir de primera mano las múltiples tradiciones que existen en los numerosos lugares del mundo. Para los que la disfrutáis en casa, desde KayaBarcelona queremos acercaros algunas de esas ancestrales tradiciones de la diversidad del mundo.

NOCHEVIEJA EUROPEA:

España:

Bien conocemos las tradiciones o supersticiones para estos días que encontramos en nuestro país. En general, lo más extendido es tomar las doce uvas de la suerte, tradición que tiene sus orígenes en Elche donde la iniciaron unos viticultores felices de la buena cosecha que tendrían ese año. Si consigues comer las doce uvas (y no atragantarte en el intento), tendrás doce meses de buena suerte por delante. La mayoría de español recibimos las campanadas desde la Plaza del Sol, el reloj más famoso del país.

Además de esto, muchos son los que intentan llevar una ropa interior especial para ese día, de color rojo para despedir el año. En algunos pueblos, es tradición que al empezar el año nuevo se enciendan grandes hogueras y en Pamplona, por ejemplo, se suele recibir el año disfrazado.

Italia:

Esta noche se conoce en Italia como la “Notte di Capodanno”. En el festín de los italianos para esta noche no falta el típico plato de lentejas. También se suele regalar lencería roja a las mujeres y en lugares como Roma o Nápoles se suelen tirar los trastos viejos para que el año comience con buen pie.

Alemania:

En la “Glückliches Neues Jahr” los alemanes despiden el año brindando en honor a San Silvetre, y reciben el año entre fuegos artificiales y petardos para ahuyentar a los malo espíritus. Es tradición dejar en el plato hasta después de la medianoche algunos restos de los que se haya cenado, como una forma de asegurarse la despensa llena para el año siguiente.

Dinamarca:

En Dinamarca la tradición es romper la vajilla esta “Godt Nytar”. Es la manera que tienen de demostrar a sus seres queridos cuánto los quieren, lanzando en sus puertas los platos y vajillas que más habían querido durante el año anterior. Cuanto más plato rotos en tu puerta, mejor amigo habrás sido durante el año anterior.

Rusia:

Para los niños rusos el Año Nuevo viene a ser como la Navidad para la mayoría de niños europeos. En esos días pasa por su casa el Abuelo de Hielo, un Papá Noel autóctono que reparte dulces y juguetes. Para conseguir los presentes, los niños deben bailar alrededor del árbol recitando poemas para el Abuelo de Hielo.

Francia:

En nochevieja, muchísimos son los parisinos que salen a la calle para despedir el año, generalmente, a lo largo de los Campos Elíseos, brindando con champagne. A medianoche, la tradición indica que hay que besarse y abrazarse bajo una rama de múerdago para conseguir buena fortuna en el año que entra.

Inglaterra:

En Inglaterra, decidas celebrar la llegada de “Happy New Year” en el Big Ben o en Picadilly Circus, todos cantan, con los brazos entrelazados, un vieja canción llamada “Auld Lang Syne”. Al día siguiente, los niños se levantan temprano y se lanzan a la calle para cantar canciones a cambio de monedas o caramelos, similar al famoso aguinaldo español.

NOCHEVIEJA ASÍATICA

China:

China no celebra la nochevieja en las mismas fechas que nosotros, sino que sigue el calendario lunar que marca el tiempo de manera distinta. Además de esta distinción, que es ya muy grande, las tradiciones que siguen son muy diferentes.

En China se cree que un 31 de diciembre un dios malvado Nian, se apresuraba hacia los aldeanos. Y uno de esos aldeanos hizo frente al dios, lanzando petardos, haciendo un fuego y vistiéndose de rojo para impresionarlo, consiguiendo que el dios huyera.

Desde este momento, los chinos salen de sus casas a expulsar a Nian. Se visten con ropa roja y hacen detonar petardos. Normalmente, dejan las puertas de las casas abiertas y se compran ropa nueva y sombreros (preferiblemente rojos) para asustar a Nian. Además, encienden velas en su casa y se dirigen a ver a sus familiares para desearles un feliz año nuevo.

Para cenar, normalmente preparan una comida típica, los ravioles chinos, de una difícil preparación, por lo que tienen que colaborar casi toda la familia en la cocina, de manera que unen sus lazos en esta noche. Además beben, Jiu, un licor típico.

Días antes de la celebración, todas las familias se ocupan de una limpieza cuidadosa de la casa, para barrer todo lo malo del año que ha pasado y preparar el camino para la buena fortuna. También pintan puertas y cristales de las casas de un nuevo color, generalmente rojo, o escriben en sus puertas palabras como “felicidad”, “longevidad”, “riqueza”…

La luz se mantiene encendida durante la noche entera, y numerosos fuegos artificiales iluminan, junto con los petardos, el cielo.

Japón:

Japón no celebra el fin de año siguiendo el calendario chino, sino que lo hacen según nuestro calendario. Normalmente, los japoneses se dirigen a un templo donde hacen sonar un gran “gong” que hay a la entrada numerosas veces. Además, una curiosa tradición es que dejan preparada con anterioridad comida típica de esas fechas, pues entrar a la cocina los primeros días del año trae mala suerte, y los japoneses son muy supersticiosos.

NOCHEVIEJA AMERICANA:

En Hispanoamérica encontramos costumbres similares a las españolas.

Argentina

Los argentinos brindan con sidra o champagne para celebrar el nuevo año, con una cena cuantiosa en la que no faltan carnes como el lechón, la carne vacuna, las aves y el alcohol. Normalmente, nada más dar las doce de la noche, la gente suele salir a las puertas de sus casas para felicitar el año a familiares y celebrar con pirotecnia el fin del año anterior. En la zona de Buenos Aires, por ejemplo, se mantiene la tradición española de comer las doce uvas.

Chile

En Chile nos encontramos con la tradición de comer lentejas, en el momento de dar las doce de la noche, y acto seguido comienzan los fuegos artificiales y se brinda con champaña. Los chilenos cambian el color rojo de la ropa interior por el amarillo; ponen un anillo dentro de la copa de champán para conseguir dinero, dan una vuelta a la manzana con una maleta para viajar durante el año; y deben abrazar a la primera persona tras la medianoche del sexo opuesto, para tener suerte en el amor.

Colombia

Las familias colombianas se reúnen alrededor de la radio o la televisión y al son de música popular, con canciones como “Faltan cinco pa´las doce”, ven llegar el nuevo año. También se lanzan a la calle tras la medianoche para abrazar y desear buen año a familiares y amigos. Visten con ropa interior amarilla, como señal de buena suerte y se pasean por la calle con maletas. También es común en algunos lugares que se “queme” el año viejo a través de un muñeco al que se le incorporan cohetes y otros artefactos de pólvora. Actualmente esta práctica está muy limitada para evitar accidentes.

Ecuador y Perú

Estos dos lugares han adoptado la tradición española de comer doce uvas; sin embargo, la ropa interior debe ser de color amarillo y ser puesta del revés. Además, en algunos lugares tienen la curiosa tradición de poner un huevo debajo de la cama, el cual se abre al día siguiente, interpretando su yema, de manera que anuncie hechos futuros.

México

Los mexicanos también comen las doce uvas, una por campanada. Tradicionalmente es el presentador Ríos Castañeda la voz radiofónica que anuncia las doce campanadas. En los últimos años se ha puesto de moda utilizar ropa interior de color rojo para atraer el amor y lencería amarilla para atraer el dinero. La cena se realiza en familia, con comidas como pavo al horno, romeritos (plato típico de Ciudad de México), Bacalao, Pierna o ensalada de manzana. Los cohetes y fuegos artificiales ponen culmen a esta noche.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *