• Wed. May 29th, 2024

blog

…estamos cerca, para llevarte muy lejos!!

Tipos de cannabinoides: fitos, endos, sintéticos y semisintéticos.

¿Sabias que existen muchos tipos de cannabinoides?

Todos los tipos de Cannabinoides, basicamente son 4: De los endogenos a los sinteticos, pasando por los semisinteticos y los fitocannabibinoides. En esta entrada te explicamos por qué son diferentes y en qué consisten cada uno.

Los cannabinoides son los principios activos propios de la planta Cannabis Sativa L (Indicas, Sativas y Ruderalis), fueron descubiertos y aislados por el Dr. Rafael Mechoulan y Yael Gauni en Israel en los años 60. A partir de este hallazgo, se descubrió con posterioridad que el cuerpo humano tenia un sistema endocannabinoide, un sistema formado por receptores CB1 y CB2 básicamente. Éstos son aquellos receptores en los que los cannabinoides encajan e interactúan , propiciando una cascada de reacciones bioquímicas que tienen como consecuencia lo que conocemos como los efectos (con usos recreativos y lúdicos) del cannabis.

Arriba podemos observar la estructura quimica de sólo fito-cannabinoides (cannabinoides provenientes de la planta)

Una vez que supimos que existían unas moléculas (que fueron bautizadas como “cannabinoides”) en la planta del cannabis y que estás nos afectaban porque teníamos un sistema endógeno de regulación de todos los procesos de autoregulación (homeostasis) no consciente del organismo (como sueño, dolor, hambre, inflamación, etc) que fue bautizado como “Sistema Endocannabinoide”… una vez que supimos todo eso… Mechoulan y su equipo se preguntaron: “Si tenemos un sistema endógeno (propio) de receptores de los cannabinoides producidos por la planta, entonces es que ha de haber alguna molécula con una composición molecular análoga que sea producida por el propio organismo humano… ya que no es posible que el cuerpo humano desarrolle todo un sistema endógeno de recepetores para una molécula exógena (los cannabinoides producidos por la planta), por lo tanto… ha de haber alguna molecula propia del organismo que tenga estructura molecular análoga a los cannabinoides producidos por la planta, pero que sea producida por el cuerpo humano… y ahí fue cuando, tras investigar en ese sentido, Mechoulan y su equipo descubrieron los endo-cannabinoides en concreto dos tipos diferentes: La anandamida (N-araquidonoiletanolamida, ANA) y el 2-araquidonilglicerol (2-AG).

Pues bien haciendo un repaso hasta ahora tenemos 2 tipos diferentes de cannabinoides:

  1. Fito-cannabinoides (los cannabinoides de origen vegetal -especialmente producidos y descubiertos gracias a su presencia en la planta del cannabis, de la que reciben su denominación)
  2. Endo-cannabinoides (los cannabinoides de origen animal, producidos por el propio organismo humano, de ahi el profijo de “Endo”)
La anandamida y el “AG son los más presentes, pero se han descubierto algunos más en los últimos años.

A partir de aqui, surgen los cannabinoides sinteticos (ojo no confundir cannabinoides sintéticos, con falsos cannabinoides producidos sinteticamente – lo que se conoce como Spice dentro de los “legal highs”-), estos son moleculas con estructuras bioquimicas muy similares o directamente iguales a los fito y endocannabinoides pero que no han sido producidos por las plantas ni por el organismo humano, sino que han sido sintetizados por humanos en laboratorios. Caso de un cannabinoide sintetico, seguro y de uso farmaceutico sería la Nabilona. En cambio el dronabinnol no se puede considerar un cannabinoide sintético por que es el nombre genérico que se utiliza para referirse al fitocannabinoide THC (Delta9tetrahidrocannabinol), como su correlato sintético, la Nabilona. Esta cuestión sobre el estatus de genérico, y no de cannabinoide sintético, del Dronabinol queda perfectamente explicado en este articulo del científico Kenzi Riboulet (clicar aquí).

Nabilona, Cannabinoide sintetico

Además de los cannabinoides sintéticos farmacéuticos (como la Nabilona), se conoce popularmente también como cannabinoides sintéticos al “Spice” o moléculas de estructura análoga o similar a los cannabinoides, pero que no tienen exactamente la misma estructura y que no han sido testados en animales, ni en animales no humanos. Estas falsos cannabinoides sintéticos pueden provocar una paleta de diferentes efectos aleatorios debidos a su ilegalidad y la ausencia total de test de seguridad cpara el consumo humano previos a su lanzamiento al mercado- que van desde unos efectos casi imperceptibles, hasta unos efectos que pueden llegar a ser de hasta 100 veces mayores que el de los fito-cannabinoides (cannabinoides provenientes de la planta de Cannabis)… De hecho, estos cannabinoides sintéticos son producidos en laboratorios clandestinos y, así, una vez que la molécula es detectada y fiscalizada, desde estos laboratorios se modifica la formula levemente y se vuelve a producir un nuevo cannabinoide sintético que ya no esta fiscalizado, pero que es una autentica “lotería” perversa que puede llegar hasta costarle la vida al consumidor. Desde Kaya Grow Barcelona NO vendemos este tipo de sustancias, aunque sean “legales” (o “alegales” mejor dicho), y desaconsejamos fervientemente su uso.

Spice, mal llamado cannabinoides sintético

Pero ojo,,, no confundir el falso cannabis (Spice / moléculas que imitan cannabinoides fito y sintéticos sin ningún tipo de control), con los cannabinoides semisintéticos.

Un cannabinoide semisintético es un fito-cannabinoide “X” que está en una proporción muy baja en la planta del cannabis y que, mediante un proceso de hidrogenación en el laboratorio, se consigue aumentar la concentración % de ese cannabinoide al hacer que otros cannabinoides como cbd o thc se conviertan en ese otro cannabinoide “X”. En este caso el cannabinoide aumentado en su concentración %, como producto del trabajo en laboratorio pero de origen y creación 100% vegetal, seria considerado un cannabinoide semisintetico. Y esto es exactamente lo que ocurre con el “nuevo” cannabinoide semisintetico el HHC (el Hexacannabinnol). Este cannabinoide semisintético posee propiedades psicoactivas y embriagantes similares (aunque inferiores) al THC, pero su uso no esta fiscalizado (aun) por las autoridades competentes.

Bibliografia

[1]Lambert DM, Fowler CJ (2005). «The endocannabinoid system: drug targets, lead compounds, and potential therapeutic applications». J. Med. Chem. 48 (16): 5059-87. PMID 16078824doi:10.1021/jm058183t.

El Sohly M, Waseeem G. Constituents of Cannabis Sativa. In: Pertwee RG, editor. Handbook of Cannabis. Oxford, United Kingdom: Oxford University Press; 2014. p. 3-22.

Mechoulam R. Cannabis – the Israeli perspective. J Basic Clin Physiol Pharmacol. 2016, 27(3):181-187Shenglong Zou and Ujendra Kumar. Cannabinoid Receptors and the Endocannabinoid System: Signaling and Function in the Central Nervous System.2018

Shenglong Zou and Ujendra Kumar. Cannabinoid Receptors and the Endocannabinoid System: Signaling and Function in the Central Nervous System.2018

Mariano García. Endocannabinoid System (ECS) and phytocannabinoids

Juan Miguel Garrido Gil

Licenciado en Filosofía por la Universidad de Granada y Máster en Antropología Médica “MIAMS” de la URV, la UB y el CSIC. Se especializa en el ámbito del cannabis en lo relativo a sus usos terapéuticos y recreativos, así como en su dimensión histórica y socio-cultural.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *